Ladrones de canciones

plagio
FacebookTwitterGoogle+LinkedInTumblrCompartir

El mundo de la música parece ser finito al momento de componer, pues en el mundo occidental, parece imperar el compás de cuatro cuartos.

Esto hace que muchas canciones tengan rasgos comunes entre sí, haciéndolas casi idénticas, una de otra, cuya diferencia sólo es el nombre o en el mejor de los casos la letra.

Si tomamos en cuenta que la música está hecha de ritmo, melodía y armonía, podemos decir que un plagio se da, cuando melodía y armonía son iguales.

Es posible encontrar innumerables ejemplos de canciones con ritmo idéntico, pero cuyas armonías se alejan entre sí.

plagio

Basado en esos preceptos, podemos ver varios ejemplos en la era moderna, de plagios musicales donde los autores han tenido que reconocer su robo.

Pero no todo es blanco y negro; ha habido ocasiones en las que el plagio se da en un marco de consenso o, en el mejor de los casos, a manera de “homenaje”.

Un ejemplo de esto es M.O.R. de Blur. La banda se basó en Boys Keep Swinging de David Bowie, algo que fue reconocido desde el principio.

Para evitar una despiadada demanda, la agrupación británica añadió al autor original, en los créditos de su obra.

Un suceso similar que no terminó del mismo modo, fue el mismísimo Creep de Radiohead, cuya idea nació de The Air I Breath de The Hollies.

plagioEn este caso, la demanda sí sucedió, y Radiohead no tuvo más remedio que añadir a los autor originales en los créditos de su pieza; lo bueno que así evitaron desembolsar una gran cantidad de dinero.

No le fue tan bien al Rey del Pop, Michael Jackson, quien tuvo que pagar 200 mil dólares (otras fuentes refieren un millón de francos) a Manu Dibango, por el uso de su pieza Soul Makossa nada más y nada menos que en Wanna Be Startin’ Somethin’, pieza del legendario Thriller.

La jugada de Michael Jackson fue muy hábil, pues el álbum Thriller tiene el récord de ventas de todos los tiempos, por lo que no le costó nada al cantante desembolsar una ínfima parte de su fortuna, para pagarle a un autor de nicho.

@EscenaLatina

Be the first to comment on "Ladrones de canciones"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*