Películas que superaron a los libros

FacebookTwitterGoogle+LinkedInTumblrCompartir

El mundo del cine está muy relacionado con el mundo de la literatura, pues de este último, ha echado mano innumerables veces, para sacar historias que traduce en imágenes.

Existe un intenso debate sobre qué es mejor: una película basada en un libro o la obra literaria misma, y aunque la respuesta más constante es: el libro, hay muchos casos donde ocurre lo contrario.

Hay muchos casos en los que la película fue tan buena, que la gente pudo descubrir el libro en el que se basaba y al leerlo, darse cuenta que el encanto de la cinta lo superaba.

Un ejemplo de esto es la muy recordada Forest Gump (1994), la película protagonizada por Tom Hanks basada en la novela homónima de Eric Roth, escrita ocho años antes.

La cinta fue muy aclamada por la forma en la que reivindica el sueño americano, dando a entender que, siguiendo las reglas y dejándose llevar por la corriente de la vida, es como se puede conseguir el éxito.

El libro ofrece más pasajes históricos de los que la película retrata; sin embargo, nunca tuvo la misma repercusión que consiguió la cinta, en la primera mitad de los noventa.

Otro ejemplo noventero es Parque Jurásico (1993), película que marcó un antes y después, en el uso de la tecnología audiovisual en el cine.

La película se basa en la novela del mismo nombre de Michael Crichton, escrita tres años antes; sin embargo, el impacto visual que significaron los dinosaurios, puso muy por encima a la película.

Una de las adaptaciones más polémicas es la que Stanley Kubrick hizo en 1980 de El Resplandor de Stephen King.

La cinta tiene un valor propio que nunca necesitó añadir el nombre de King en el póster, para llamar la atención.

La película es un clásico del cine de suspenso, y uno de los puntos altos en la filmografía de Kubrick, muy a pesar de los fanáticos del escritor de terror.

Ya entrados con Stanley Kubrick, hay otro gran ejemplo con la cinta que hizo nueve años atrás: Naranja Mecánica, basándose en la novela de Anthony Burgess de 1962.

Desde que salió la cinta, la mayoría de las ediciones del libro adoptaron el imaginario que Kubrick creó en la película, apropiándose para siempre de esa historia.

@EscenaLatina

Be the first to comment on "Películas que superaron a los libros"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*