¿Por qué dan miedo las películas de terror?

FacebookTwitterGoogle+LinkedInTumblrCompartir

El cine de terror es uno de los géneros más populares entre los cinéfilos, pues la enorme adrenalina que provoca las vuelve adictivas.

Sin embargo, el miedo es una sensación verdaderamente ancestral, en el sentido antropológico de la palabra.

Las películas de terror aprovechan los miedos más primigenios del hombre, pero, ¿por qué hacen que el espectador tenga miedo?

En la mayoría de los casos, el miedo tiene que ver con una condición elemental: la sensación de seguridad.

Muchas  peliculas de terror tradicional, aprovechan elementos como monstruos, fantasmas, sangre y oscuridad, para generar una trama que espante a los espectadores.

En el caso de la sangre, aunque ésta se encuentra ahora mismo corriendo por nuestras venas, explícitamente implica que algo pasó.

Muchas personas se desmayan, simplemente con verla, y aunque las razones de esto pueden ser múltiples, hay un común denominador que es la ausencia de seguridad.

Lo mismo ocurre con la oscuridad. La incertidumbre de no saber qué hay, enciende en la mente del ser humano el chip de la inseguridad, desatando a su vez el miedo.

Más allá del contenido de la cinta, muchas películas de terror aprovechan el uso estratégico de los ritmos, para provocar un salto, por lo menos.

Es después de un momento de tranquilidad, cuando la película deja explotar un momento de brusquedad, sin aviso previo.

El resultado es el incremento del ritmo cardíaco y en ocasiones también de la presión arterial. El problema es que esto puede volverse un cliché y ser reiterativo.

El riesgo de ver alguna película de terror, con escenas impactantes, es que el auditorio pueda desarrollar un desorden de estrés postraumático.

Se pierde la noción de qué es realidad y qué es ficción, provocando traumas que, en función de la persona, pueden ser severos o pueden desvanecerse en el mediano plazo.

@EscenaLatina

Be the first to comment on "¿Por qué dan miedo las películas de terror?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*